lunes, 28 de febrero de 2011

Humus de lombriz fertilizante ecológico


El humus es el producto resultante de todos los procesos químicos y biológicos sufridos por la materia orgánica.

El humus de lombriz es el producto resultante de la transformación digestiva que ejerce este pequeño animal sobre la materia orgánica.

Es decir, que la lombriz tiene la facultad de biodegradar la materia orgánica en cuestión de horas, lo que en forma natural se demora meses, gracias a la poderosa acción de su aparato digestivo, generando un producto de textura granular uniforme, forma cilíndrica, coloración café o negro oscuro y con un agradable aroma a tierra fresca.

El humus de lombriz está compuesto por el carbono, el oxigeno, nitrógeno, todos los macro y microelementos que se utiliza para darle origen.

Además, la microflora beneficia contenida en el humus de lombriz, no es igualada por ningún abono similar presentando un contenido bacterial de hasta dos billones de colonias por gramo de muestra; lo cual lo convierte en el mejor inoculador de vida en los suelos que lo utilizan.

El humus presenta una acción de imán, el cual hace posible que los suelos que lo contienen presenten una mejor estructura, debido a que actúa como cemento de unión entre las partículas del suelo, dando origen a estructuras granulares que permiten un óptimo desarrollo radicular mejorar el intercambio gaseoso, activar a los microorganismos del suelo, aumentar la oxidación de la materia orgánica y por ende la entrega de nutrientes en formas químicas asimiladas por las plantas, estimulando de esta forma el crecimiento vegetal.

En síntesis el humus de lombriz:

   1.    Ahorra entre un 15 y un 25% de agua de riego, por su elevada capacidad hídrica.

   2.    No mancha ni tiene olor alguno, solo un suave perfume a bosque.

   3.    No atrae insectos perjudiciales . 

   4.    Tiene un PH neutro.

además:

+ Mejora las condiciones estructurales de los suelos.
+ Inocula grandes cantidades de microorganismo benéficos al suelo, es decir, que siembra vida.
+ Ofrece a las plantas una fertilización completa y sana.
+ Desintoxica los suelos contaminados con productos químicos.
+ Aumenta las defensas contra plagas y enfermedades en los cultivos.
+ Es el mejor medio de enraizamiento natural.
+ Activa los procesos biológicos del suelo.


Por otra parte, presenta un efecto homostático (tampón), ya que modera los cambios de acidez y neutraliza los compuestos orgánicos tóxicos que llegan a él por contaminación, proporcionándole al suelo mayores defensas frente a invasiones bacterianas y fúngicas, peligrosas para las plantas.

Proporciona al suelo una estabilidad en el pH cerca a la neutralidad, donde los procesos químicos y microbiológicos se desarrollan con mayor intensidad, traduciéndose en una mejor nutrición y sanidad de la planta.

Nosotros vendemos el saco de 40 litros por 15 €

domingo, 27 de febrero de 2011

El cultivo del mastuerzo ecológico


El mastuerzo es una planta herbácea anual de la familia de las brasicáceas (o crucíferas), recibe otros nombres como lepido, nastuerzo, cresón, o quizá más común es la denominación de berro de jardín, berro hortelano o berro alenense, pariente del berro y de la mostaza, con ese mismo toque picante por eso también podemos conocerlo como pimienta mastuerzo y hoja de pimienta entre otros nombres.
El mastuerzo es originario del Mediterráneo, su uso medicinal se cree que ya se daba en el Antiguo Egipto. Se le otorgan propiedades curativas frente a problemas respiratorios, es expectorante, diurético, tónico estomacal, estimula el apetito y también se ha utilizado contra las mialgias mediante uso tópico.

Esta planta crece alrededor de 60 centímetros, con tallos erguidos y hojas divididas, pequeñas y alargadas (aunque también hay algunas variedades de mastuerzo con hojas rizadas o más anchas), su flor es blanca o rosada y su semilla es también utilizada como  condimento.
El cultivo del mastuerzo está muy extendido en toda Europa, es la planta ideal para el cultivo ecológico de rapido crecimiento, le beneficia el riego constante y no quiere mucha luz. Las plantas sembradas en verano deben protegerse del sol, y las que se siembran en otoño son más suaves al paladar. Además crece silvestre en tierras húmedas, cerca de arroyos y demás.
El mastuerzo tiene además del sabor picante, un ligero sabor amargo, ideal para combinar en ensaladas y para decorar platos. Su consumo en fresco hace que se aprovechen más sus nutrientes. Destaca por su alto contenido en vitamina C, también proporciona vitaminas del grupo B y provitamina A, además de hierro, calcio, fibra, y tan solo aporta unas 30 kcal. cada 100 gramos.
Podemos cultivar en un pequeño rincón de nuestro huerto ecologico  el mastuerzo, aguanta bien el frío, pero ya sabéis, humedad constante en la tierra y protegerla del exceso de luz, en unas dos semanas podréis disfrutar del mastuerzo en vuestras ensaladas.

sábado, 26 de febrero de 2011

Grupos de consumo ecológico


Es el consumo de alimentos ecológicos exclusivo de burgueses y adinerados? No. Los hay que no quieren o no pueden permitirse los prohibitivos productos con sello ecológico de los supermercados y aún así consiguen llevarse a la boca tomates y lechugas libres de esencias químicas por un precio razonable. Es hay donde Huertos Ecológicos puede jugar un papel importante colaborando con los grupos de consumo ecológico. Nosotros tenemos la posibilidad de ofrecer hortalizas ecológicas a precios de cultivo tradicional pues no tenemos intermediarios la única condición es que se recojan los productos en nuestra finca o en algún local de Alcorcón.
Los grupos de consumo son cada vez  mas y están mejor engrasadas. Sus socios buscan comer sano pero consiguen algo más: revitalizan las huertas cercanas a sus ciudades, fomentan el consumo responsable y alimentan una cultura que se perdía, centrada en una mayor conciencia sobre lo que comemos, cómo y cuándo lo hacemos y de dónde viene.
En esencia, todas funcionan de manera muy similar: personas de un mismo barrio o ciudad forman grupos no muy numerosos organizados en torno a un pequeño local urbano donde reciben los alimentos directamente de los productores. Los miembros se reparten las tareas de comprar y gestionar los pedidos, de mantener el local, la contabilidad y los contactos con otros grupos afines. Pueden ser cooperativas o simples asociaciones. Las más grandes tienen algunos empleados y las hay, incluso, en las que los propios agricultores son socios de la cooperativa y participan en la toma de decisiones.
La formación de grupos de consumo ha favorecido una industria de baja intensidad o de subsistencia en los alrededores de las grandes ciudades, un tejido en ocasiones precario y amenazado por la expansión urbanística. Lo ecológico es caro porque es escaso, pero la eliminación de intermediarios y una apuesta oficial decidida abaratarían los precios

-Comercio justo. La autoorganización y el control del suministro alejan a las cooperativas del ciclo pernicioso del mercado de los alimentos, como la especulación con los precios.      
-Buenas prácticas. Debemos mantener la fertilidad de los suelos a largo plazo, reducir al mínimo el uso de energía fósil en la práctica agraria y proporcionar a los animales domésticos condiciones de vida dignas.
- Mercado. España es uno de los principales productores de alimentos ecológicos, pero la gran mayoría se exporta a países como Alemania o el Reino Unido donde triplican su valor.
- Concienciación. Asumen una labor de reeducación y difusión del consumo responsable.
- Contactar. Podéis contactar con nosotros en www.huertosecologicos.es en nuestro blog http://ocioloshuertos.blogspot.com/ en nuestro mail info@huertosecologicos.es o en nuestro teléfono 916199419.

viernes, 25 de febrero de 2011

Relato de un asociado anonimo

Navegando por internet hemos encontrado un relato de un asociado anónimo, el cual transcribimos literal


"Lo de llevar toda la vida en una gran ciudad, unido a que por circunstancias varias nunca tuve oportunidad de veranear en el pueblo como hacían la mayoría de mis compañeros del colegio, ha hecho que siempre me haya llamado mucho la atención esto de tener un huerto y poder plantar tus propias verduras, hortalizas, frutales o lo que se te ocurra, que eso de comer sano siempre viene bien. Nunca había tenido un sitio donde poder dedicarme a estos menesteres, hasta que me fui a vivir a la montaña como Heidi y pensé que en algún hueco de los casi 600 metros cuadrados de jardín, por fin tendría un sitio donde poder remangarme y ponerme a plantar patatas, lechugas y tomates... Pues no, porque con lo pijo que era mi ex, eso de tener un huerto en el chalet era poco menos que un sacrilegio; y eso que mi idea era colocarlo en un rincón de la parte trasera del jardín, donde casi ni se iba a ver... Pero nada, no hubo manera de convencerle porque decía que aquello era una ordinariez, así que, como diría mi hermana, "my goz in a poz".
Así se quedó la cosa, porque después me vine a vivir de nuevo a la ciudad y en mi casa de ahora sólo tengo sitio donde poder plantar alguna maceta pequeña y poco más. Hasta que un día mi hermana me dijo que había visto en la tele un reportaje en el que hablaban de que tanto el ayuntamiento de Madrid como los ayuntamientos de otras localidades de las afueras alquilaban parcelitas a gente que quisiera dedicarse a la horticultura pero no tuviera sitio donde plantar cosas. Y nos pusimos a investigar; pero vimos que la lista de espera en todos era bastante grande, así que lo dejamos un poco apartado hasta que más adelante, de nuevo mi hermana me dijo que había localizado otro sitio en el que poder alquilar una parcela. Además esta vez no había lista de espera ni nada.

...:: LA EMPRESA ::...

Huertos Ecológicos, S.A. surgió porque sus dueños tienen, en Alcorcón (al sur de los Madriles), un terreno para cultivo de aproximadamente unos 30.000 metros cuadrados. Como de un tiempo a esta parte se han ido poniendo de moda los huertos urbanos (aunque en realidad este terreno no lo es exactamente, ya que está en una zona en la que todavía queda bastante campo alrededor), se les ocurrió dividirlo en parcelas y alquilárselas a quienes estuvieran interesados en tener su propio huerto pero no tuvieran sitio donde dedicarse a ello.
Así fue cómo surgió esta idea, que además ha tenido bastante buena acogida. A través de su página web (si pones en Google "huertos ecológicos alcorcón" te aparecen en el primer lugar) estuvimos viendo el sitio exacto en el que están los huertos, y también averiguando un poco de qué iba la cosa, cuáles eran los requisitos para poder alquilar una parcela, las normas de uso, etc. Por último hablamos con ellos por teléfono para decirles que estábamos interesadas, y muy amablemente nos indicaron los días y el horario en el que podíamos pasar por allí para echar un vistazo al terreno y formalizar el contrato, si al final nos animábamos.

...:: DÓNDE ESTÁN ::...

El día que fuimos nos costó bastante trabajo encontrar el sitio, y de hecho estuvimos a punto de darnos la vuelta porque como aquello está en mitad del campo y en su web las indicaciones que te daban eran para ir en transporte público, la parada del bus que te indicaban pillaba un poco lejos y no había manera de dar con ello. Íbamos en el coche pensando que cómo era posible que no fuéramos capaces de ver un terreno de 30.000 metros cuadrados... Menos mal que Juan es cabezota como él solo y al final, después de muchas vueltas, conseguimos encontrarlo.
Como el terreno está en una zona nueva de Alcorcón (concretamente en el Ensanche Sur), aquello está todavía lleno de bloques de pisos a medio construir, rotondas cortadas y calles valladas. Pero por fin dimos con ello y una vez que encontramos el cartel que indicaba "Huertos Ecológicos" (que por cierto, ya podían haberlo hecho un poco más grande), fue muy fácil llegar.
Allí estuvimos hablando con Mario, que es uno de los socios de la empresa, y nos dijo que todavía le quedaban algunas parcelas libres y se dio una vuelta por allí con nosotros para que viéramos la zona y cómo están organizadas las parcelas, y también nos explicó (no pudimos llegar andando hasta allí porque había llovido bastante y casi perdemos las botas en el intento) que hay una zona común, con mesas, sillas, una pequeña laguna y hasta un chiringuito. Además nos explicó que la caseta que hay en la entrada sirve para que los usuarios de los huertos puedan guardar sus herramientas y los materiales que utilicen para trabajar.

...:: CÓMO ALQUILAR TU HUERTO ::...

Después de tener claro lo de alquilar una parcelita, Mario nos explicó que las hay de 50 y de 100 metros cuadrados. Como lo nuestro iba a ser, sobre todo al principio, un poco el método del ensayo y el error, decidimos que con 50 metros íbamos que chutamos. Estuvimos viendo el mapa del terreno, que está organizado por sectores, y dentro de las parcelas que había libres elegimos la que nos pareció mejor. Tuvimos suerte, porque la nuestra está en una esquina y tiene algo más de 50 metros (en realidad casi 70), pero Mario nos dijo que nos la cobraba como si fuera de 50.
Una vez decididas a alquilar, tuvimos que firmar los papeles del contrato (como no hace falta que vaya a nombre más que de una persona, fue mi hermana quien lo hizo). En ellos, además de tus datos de contacto y los datos de la parcela que alquilas, te piden tu número de cuenta, que es donde te van a domiciliar los pagos. También te piden que les lleves una fotografía tuya, más que nada para tener controlado a todo el mundo y saber quién es quién; pero nosotras llevamos ya por allí varios meses y a mi hermana siempre se le olvida llevarla. De todas formas, aunque somos unos cuantos hortelanos, la verdad es que los dueños ya nos conocen a todos por nuestros nombres, se saben de memoria qué parcela tenemos cada uno, y conocen hasta los coches; ya sé que no queda muy ecológico ir al huerto en coche, pero es que el sitio está bastante apartado y además la mayoría de los días andamos transportando cosas y lo de ir andando o en bici como hacen algunos no puede ser...

...:: LOS HUERTOS ::...

La parcela''', que como os decía en nuestro caso es (oficialmente al menos) '''de 50 metros cuadrados, cuesta 40 euros al mes''', y el recibo te lo cobran entre el día 1 y el 5; si un día te cansas de tener el huerto y quieres dejarlo, con avisar el mes anterior es suficiente. '''En este precio está incluido el tractor''' que te pasan ellos cada vez que les digas que necesitas remover la tierra (la parcela es pequeña, pero remover 50 metros cuadrados a golpe de azadón puede ser mortal, sobre todo si no estás acostumbrado), '''y también el agua'''. Hay varias fuentes en algunos puntos del terreno, y cada una de las parcelas tiene su propia toma de agua. Eso sí, el sistema de riego te lo tienes que instalar tú; prácticamente todos lo tenemos por goteo, que es lo más cómodo y fácil de instalar. Además, '''si te vas de vacaciones no tienes que preocuparte de nada, porque ellos riegan los huertos dos veces al día, una por la mañana temprano y otra por la noche. Tienen programadores que ponen en marcha el riego a una hora diferente para cada uno de los sectores, así que sabes seguro que tu parcela va a estar regada dos veces al día.
Como su propio nombre indica, estos huertos son ecológicos. Es decir, que cada uno es libre de plantar lo que quiera (dentro de un orden, claro, porque supongo que no quedaría muy apropiado tener una plantación de marihuana, por ejemplo), con la única condición de que está terminantemente prohibido utilizar abonos y productos químicos: que tienes una plaga de pulgones, pues te buscas la vida y consigues mariquitas para que se los coman; que quieres remover pequeños trozos de tierra, pues coges las lombrices que te encontrarás por allí continuamente y las colocas en el trozo que quieres remover (no siempre te harán caso, pero al menos hay que intentarlo).
Como el alquiler es mensual y puede que un día no quieras seguir teniendo huerto, tampoco se pueden poner en las parcelas construcciones permanentes; por ejemplo puedes poner, si quieres, una casetilla desmontable que te sirva como invernadero, o una mesa con unas sillas y una sombrilla, o incluso un espantapájaros o cosas así. Pero no valdría construirse un invernadero que luego tuviera que quedarse allí porque por ejemplo lo hayas enterrado en el terreno poniéndole cimientos con bloques de hormigón.
Nosotras lo que tenemos es un par de sillas y una sombrilla, porque cuando hace calor allí pega el sol pero bien (claro, prácticamente todo son huertos y casi no hay árboles frutales, así que tenemos pocas sombras). También hemos puesto a la entrada un arcón de madera que nos fabricó mi padre, en el que solemos guardar los guantes, los tubos de riego, las semillas o lo que haga falta. Es más cómodo que la caseta de la entrada, y así lo tenemos todo más a mano.
Cada huerto está delimitado con sus vecinos mediante estacas de madera colocadas en las esquinas, y con cuerdas que separan unas de otras; lo hacen utilizando este sistema porque así, si un día necesitas que te pasen el tractor para remover la tierra, lo único que tienen que hacer es quitar las cuerdas y entrar en tu parcela con el tractorcillo. En uno de los laterales de la parcela te dejan un hueco que sirve digamos como puerta para entrar y salir. Y por dentro, cada uno se organiza su huerto como quiere: unos tienen los surcos de norte a sur, otros de este a oeste, otros directamente no hacen surcos y plantan sobre el terreno llano... Esto va en gustos, y siempre es interesante fijarse en los huertos de los demás, porque hemos visto que hay bastante gente mayor que se nota que ha tenido huerto de toda la vida y no tienes más que observarlos un rato para darte cuenta de que saben perfectamente lo que se hacen.

...:: LAS ZONAS COMUNES ::...

Como os comentaba antes, una de las zonas comunes es el área de recreo''' o como queráis llamarla, donde está el chiringuito. También hay varios columpios, que suelen venir bastante bien porque hay gente que se lleva a toda la familia al huerto y los niños se entretienen mucho allí. También hay varias '''fuentes a lo largo de todo el terreno, por si aún no le toca el riego a tu sector y necesitas agua para cualquier otra cosa.
A la entrada de la finca hay un espacio más o menos grande para dejar los coches'''; se nota que la mayoría trabajamos y sólo podemos ir al huerto los fines de semana, porque hay veces que si no llegas más o menos temprano no queda ni un hueco. Junto a este espacio está la '''caseta de información''', donde suelen estar Mario y los demás socios (aunque normalmente se turnan para librar, ya que abren todos los días). Además, en la misma caseta hay un par de '''aseos'''. Al otro lado está el '''barracón en el que podemos guardar nuestras herramientas, y en el que tienen el tractor cuando no lo están utilizando.
También hay varios pilones''', por si necesitas darles un lavado a las botas de agua cuando has terminado de trabajar en el huerto, o por si tienes que llenar algún cubo, regadera o lo que haga falta. Y hay varios '''contenedores''', tanto de envases como de residuos orgánicos, además de varias '''compostadoras.

...:: CONCLUSIÓN ::...

Si esto de la horticultura no te llama la atención, posiblemente no te sientas atraído por lo de cultivar tus propias lechugas, por muy naturales que sean y muy libres de guarradas químicas que estén. Sin embargo, si te hace ilusión tener tu terrenito en el que poder plantar cosas, la verdad es que te lo pasarás genial. Los comienzos son un poco duros porque llegas allí y si lo que has plantado son semillas en lugar de matas un poco crecidas, no ves más que un trozo de tierra lleno de surcos y nada más; así que al principio te sueles dedicar a instalar el riego, allanar el terreno si hace falta, hacer surcos para luego plantar lo que quieras... Cuando nos acompaña mi madre, solemos tener sesiones de picnic, porque llega allí cargada con la mochila y resulta que empieza a sacar cosas: botellas de agua, un termo con café, unas magdalenas... No todo va a ser currar.
Después de varios meses yendo por allí, acabas conociendo más o menos a tus vecinos hortelanos, y la verdad es que hay bastante buen ambientillo: hay matrimonios mayores, parejas jovencitas, familias con niños, abuelos enseñando a sus nietos el mundo de la horticultura... Tenemos hasta unos vecinos que cada vez que llegan allí se fuman cada uno un puro que ni Sara Montiel; no me pega mucho eso en un huerto ecológico, pero lo cierto es que allí estamos al aire libre y no está prohibido fumar. Lo que sí está prohibido es tirar las colillas al suelo, lógicamente.
Lo dicho. Aunque no tengas ni idea de horticultura, como es nuestro caso, lo del huerto es de lo más divertido. Eso sí, acabas hecho polvo pero en lugar de por el estrés del trabajo, como suele ser lo habitual, por haber estado ahí doblando el espinazo. Si tienes cualquier duda o necesitas preguntar cualquier cosa, tanto Mario como Manuel (el otro socio) estarán encantados de asesorarte en lo que haga falta. Y si no, pues como hacemos nosotras: ensayo y error. Además, merece la pena después de un tiempo empezar a ver cómo ha crecido todo y poder llevarte a casa lechugas, tomates, fresas, que sabes que son totalmente naturales y no tienen ni un solo producto químico. Vamos, que todo son ventajas: comes productos ecológicos de verdad, te quitas el estrés y haces ejercicio. ¿Qué más se puede pedir?"

El cultivo del puerro



GENERALIDADES:


El puerro es una planta semejante a la cebolla, pero no produce bulbo y su parte inferior que es comestible, esta formada por un conjunto de hojas envainadas y apretadas. Las hojas de esta planta son muy parecidas a las de ajo, tiene un sabor suave, puede ser consumido crudo, cocido en sopas, se usa como condimento y también deshidratado


VARIEDADES:


Existen variedades de verano, otoño e invierno.
Las variedades de verano son muy sensibles al frío. Las variedades se diferencian en función de su período vegetativo, de su adaptación o preferencia por un clima determinado y por el mayor o menor grosor de la base de la planta.


CLIMA:


Similares a la cebolla, es menos sensible a la longitud del día solar. Requiere tiempo fresco a moderadamente frío durante el período que precede a la formación del bulbo, y temperaturas moderadamente altas durante el desarrollo, cosecha, en que conviene además un ambiente relativamente seco. Los requerimientos de temperatura óptima durante el cultivo son del rango de 15-21ºC.


SUELO:


En general, se puede cultivar en una amplia gama de suelos. El tipo ideal de suelo es de consistencia media, fácil de trabajar y que no ofrezca mucha resistencia al crecimiento en profundidad, a la vez que tenga una adecuada retención de humedad alrededor de las raíces de la planta. Debe ser fértil, con buen contenido de humus de lombriz. Los suelos muy compactos y arenosos faltos de cohesión, han de ser descartados. Este cultivo tolera poca acidez, crece mejor en suelos de reacción neutra o débilmente alcalina. La reacción óptima es un pH 6 a 6.8. Una excesiva acidez puede provocar la muerte de las plántulas, en las adultas da lugar a una coloración parcial de las puntas de las hojas.


NUTRIENTES:


Requiere de un adecuado aporte de nitrógeno, para estimular la vegetación y acelerar el crecimiento de la planta. Una fertilización foliar equilibrada permite obtener un desarrollo normal del cultivo.


SIEMBRA:


Un gramo de semilla contiene aproximadamente 360 semillas (semilla más pequeña que la semilla de cebolla). La germinación en terreno, con adecuadas condiciones, promedia un 75% o más de emergencia.

La siembra puede ser "directa" o "de almácigo y trasplante". En general, se prefiere la siembra directa, atendiendo el hábito de crecimiento y el estado en que se consume el puerro. Las plantas requieren poco espacio sobre las líneas de cultivo y es más fácil lograr mayor densidad en hileras dobles (10 cms. de distancia) y pareadas a 25 cms. sobre una mesa de cultivo de 90 cms. de ancho, es decir, 4 hileras por mesa (un par de hileras dobles). En éste caso, la dosis por hectárea es de 2.5 a 3.0 kgr. de semilla.
En el sistema almácigo y trasplante, los almácigos de primavera darán producto en verano y otoño, los de otoño lo harán a salidas de invierno y en primavera. Se debe considerar una dosis de 6 a 7 gramos por metro cuadrado de almácigo. El trasplante, similar al que se realiza en cebolla, se deben ubicar las plantulas a ambos lados del surco, y a 8-12 cms. sobre éste.

PRÁCTICA DEL BLANQUEO:


Para mejorar la calidad del producto, se aconseja practicar el "blanqueo" mediante una aporca. De considerarse esta opción, esta labor debe prevista con anticipación, dado que debe modificarse el sistema de siembra o el de trasplante, de manera que quede una sola hilera por surco o mesa. En éste caso, se reduce la distancia entre surcos y entre plantas. El sector de la planta que se blanquea debe abarcar una longitud de 15 a 20 cm. y 2.5 a 5 cms. de diámetro.

COSECHA: se cosecha la planta verde "en rama", en estado tierno.

jueves, 24 de febrero de 2011

Huertos ecológicos completos


Hoy, y después de casi dos años de actividad hemos puesto el cartel de completo en nuestra finca de Huertos Ecológicos.

A partir de ahora crearemos una lista de espera para todas aquellas personas  que quieran optar a una parcela reservando escrupulosamente su turno de inscripción.

Nos estamos planteando seriamente habilitar la finca contigua que tenemos en la zona para así satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Ya recibiréis noticias sobre el tema.

Si estáis interesado en incorporaros a esta lista de espera no dudéis en mandarnos un mail  a  info@huertosecologicos.es

Esperamos tener parcelas disponibles en breve. Muchas Gracias

miércoles, 23 de febrero de 2011

Un buen estercolado, es la clave de la campaña.


Un suelo que es fértil de por sí y al que se le incorpora bastante materia orgánica todos los años (estiércol, compost, mantillo, humus de lombriz, etc.), producirá abundantes cosechas de hortalizas.

Ahora bien, hay suelos pobres o regulares que hay que aumentarles su fertilidad.

El cultivo comercial hace uso intensivo de fertilizantes químicos para obtener una mayor producción, frutos más gordos y "bonitos", pero menos sabrosos.

La fertilización en los huertos caseros ecológicos se basan en el estercolado o en la incorporación de otras materias orgánicas. Puede hacerse con estiércol animal de vaca, oveja, caballo... (venden en sacos sin mal olor), compost casero, mantillo, humus de lombriz, etc.

El "estercolado" se hace en invierno y primavera, pero también puede aplicarse en otoño avanzado. Será el abonado de fondo.


Labra bien el terreno a 25 cm. e incorpora dicho abono orgánico, mezclándolo homogéneamente con la tierra, por ejemplo, con un motocultor. Será la base alimenticia para el cultivo. 

Dosis anual de estiércol: de 3 a 5 kilos por m2. 

Aplicar más abonos de los recomendados, no sólo es tirar el dinero, sino que puede resultar tóxico para las plantas.

Carencias de nutrientes

Todas las plantas necesitan para su crecimiento tomar 13 elementos químicos del suelo:
 

 Macronutrientes: los precisan en grandes cantidades. Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Calcio, Azufre, Magnesio.


   Micronutrientes: los precisan en pequeñas cantidades. Hierro, Manganeso, Boro, Cobre, Cinc, Molibdeno y Cloro. 

Los 3 elementos que toman en mayores cantidades son el Nitrógeno, el Fósforo y el Potasio (N, P y K). Las necesidades de cada uno varían para cada hortaliza.
El estercolado añade al suelo sobre todo Nitrógeno y Azufre, pero también de lo demás. 

Las carencias en el suelo de cualquier elemento da síntomas visuales por faltar el elemento. Ejemplo: en suelos con exceso de cal se bloquea el Hierro, Cobre, Manganeso y las plantas amarillean.

Las deficiencias de los microelementos se corrige conquelatos de hierro u otros quelados alrededor de las plantas. 

La falta de Nitrógeno presenta hojas débiles y de colores verde-amarillentas, se corrige aplicando abonos nitrogenados. 

La falta de Fósforo se manifiesta sobre todo en las flores, las cuales se secan prematuramente, además de que tardan en formarse y abrirse; se corrige abonando después de la floración con Superfosfato de cal.

La falta de Potasio se manifiesta en la forma y color de las hojas, las cuales se doblan por su borde, se quedan pequeñas y amarillean hasta tornarse grises. Si la falta de potasio persiste, estos síntomas progresan hasta que alcanzan la parte superior de la planta.

La falta de Magnesio presenta hojas de colores entre blancos y amarillos con manchas marrones, y puede ser corregido pulverizando Sulfato de magnesio.

La falta de Boro se manifiesta mediante hojas verdes en el centro, que después se tornan amarillas y marrones por los bordes; y en las flores, que tardan en abrirse. Se corrige abonando con Boro, por ejemplo, con Borax.

En resumen: haciendo un buen abonado cada año con estiércol, compost, mantillo, humus de lombriz o cualquier otro abono orgánico de calidad (los hay buenos y los hay mediocres) no debe haber problemas en el 90% de los huertos en cuanto a alimentación de las plantas. Será la mejor manera de abonar los cultivos, es el método tradicional del hortelano.

martes, 22 de febrero de 2011

El cultivo de la lechuga

Esta es es la epoca donde se empiezan a sembrar las distintas variedades de lechugas, como explicaremos a continuación.


En primer lugar, tenemos que proceder a la nivelación del terreno y el asurcado.

Formación de bancos con la ayuda de la acaballonadora para marcar la ubicación de las plantas.
Mantener las parcelas libres de las malas hierbas del huerto. No debemos utilizar la misma parcela del terreno para más de dos campañas de cultivo, 

La plantación se realiza en caballones a una altura de 20 cm del suelo, para evitar el contacto directo con la humedad. La densidad de la plantación dependerá de la variedad que se cultive.


En cuanto al riego, el más recomendable es el riego por goteo, seguido del de aspersión.


Su abonado se realizará con nitratos procedentes de ganado ovino, caprino y porcino, a razón de 50g/m2.

A la hora de su recolección, debemos tener en cuenta que la madurez está basada en la compactación de la cabeza. Una cabeza compacta está considerada apta para su consumo, en cambio una cabeza muy suelta está inmadura, siendo no apta para el consumo.




VARIEDADES
Hablar de la lechuga es hablar de numerosas especies, entre las que destacamos: la batavia, con hojas verdes y puntas rojizas, la iceberg, redonda con hojas grandes y en forma de repollo, la roble, con hojas onduladas, verdes y marrones, la lollo rosso, la romana y el cogollo.
Lechuga iceberg: hoy día, es una de las más comunes de los mercados. Se consume especialmente en los países del norte de Europa. 
Lechuga romana: Es la perfecta para preparar una buena ensalada, debido a su frescura y a su crujiente aspecto. Sus hojas se presentan alargadas y grandes, con bordes enteros y un nervio central muy ancho.
Lechuga roble: esta lechuga presenta unas hojas crujientes, compactas y rizadas, de sabor muy dulce. En cuanto al color, presenta tonos ligeramente violáceos y rojos, aunque sus hojas adquieren en algunas ocasiones tonos marrones y verdes.
Cogollos: Los cogollos son lechugas de tallo pequeño. De su aspecto exterior, se puede decir que tienen un cogollo compacto entre 10 y 15 cm de longitud, no llegando a los 10cm de diámetro. En nuestro país lo más conocidos son los de Tudela. Se trata de unas lechugas acogolladas de mayor tamaño donde sus hojas interiores son de color verde pálido-amarillento.
Lechuga trocadero: es un tipo de lechuga de hojas redondeadas, bordes ondulados, de color verde claro y textura blanda. Su cultivo se realiza en tierra fina con el fin de obtener un rápido desarrollo.
Lollo rosso: de origen italiano, se trata de una variedad que se comercializa entera. Presenta una textura suave y un sabor muy peculiar. Su cultivo es muy fácil, y por ello lo podemos encontrar a menudo en jardines o macetas.

La lechuga, sin duda, es la reina de las ensaladas, pero hay que tener en cuenta que no se deben cortar las hojas hasta el momento en que vayan a ser consumidas, para evitar la pérdida de sus propiedades.

lunes, 21 de febrero de 2011

"Mosca Blanca" Un insecto muy dañino


Clase: Insecta
Orden: Homoptera
Familia: Aleyrodidae
Especies: Bemisia tabaci, Bemisia argentifolii, Trialeurodes vaporariorum, Aleyrodes proletella, Aleurothrixus floccosus

-Descripción del insecto


Los adultos son como polillas blancas diminutas (1 mm), los estados inmaduros parecen insectos escama color verde-pálido casi transparentes. Las alas del adulto están horizontalmente posicionadas y se solapan. Este parásito se puede ver fácilmente volando al mover las plantas en donde estén.

Las moscas blancas están emparentadas con los pulgones y las cochinillas acanaladas y, al igual que éstos, causa daños de chupado.
Se reproducen mediante la puesta de huevos en el envés de las hojas.
Las larvas que eclosionan recuerdan por su aspecto a las cochinillas acanaladas y se transforman rápidamente en adultos. En condiciones favorables pueden desarrollarse hasta 10 generaciones en un año. El ciclo de desarrollo depende mucho de la temperatura, es decir, en veranos calurosos se multiplican masivamente.

.- Daños que causa en las hortalizas

Las hojas presentan manchas amarillas y amarillean.
En el envés de las hojas viven los adultos, recubiertos de polvo blanco y con un tamaño de aproximadamente 1,5 mm, y sus larvas, que recuerdan a una cochinilla acanalada.

Si se agitan la hojas, los animales, alados, levantan el vuelo. Como en el caso del ataque de pulgones y cochinillas acanaladas, las hojas están cubiertas de melaza y negrilla.

.- Síntomas preliminares

Las larvas y los adultos chupan la savia de las hojas y de las partes jóvenes de la planta para alimentarse. Esto lo hacen mediante un órgano bucal chupador con una prolongación punzante. Esto deteriora el crecimiento de la planta y las hojas pueden tornarse cafés o amarillas.
La mosca blanca excreta el exceso de azúcar como una sustancia pegajosa tipo melaza, en la cual frecuentemente crece un moho negrusco conocido como Negrilla (Cladosporium spp.). Este hongo oscurece la hoja o el fruto impidiendo la fotosíntesis y la respiración de la planta. A la hora de introducir su aparato bucal en la planta, la mosca blanca también puede transmitir enfermedades víricas.

.- Tratamientos ecológicos

Las lluvias intensas disminuyen las poblaciones de esta plaga en plantas cultivadas, silvestres y malezas, pero en época seca se reproducen fácilmente.

Spray a base de cebolla, ajo y chile. Corte 2 dientes de ajo, 4 cebollas grandes y 4 chiles picantes. Luego corte un jabón azul en barra en pedazos y mézclelo con agua hasta que se disuelva. Agregue el ajo, chile y cebolla a la solución jabonosa y déjela en reposo por 24 horas y luego cuele el agua. Posteriormente agregue 5 litros de agua y guarde la solución en una botella cerrada. No ponga la botella bajo la luz. Rocíe con esta mezcla sus plantas cada semana.

Otra opción:
Tomar 500 gramos de hojas de Lantana y hervirlas en un litro de agua. Cuele y deje enfriar el líquido que luego se podrá utilizar como un spray semanalmente.

Son atraídas por el color amarillo y el verde-claro. Tiras de papel o plástico amarillo, con adhesivo (aceite, grasa) en varios lugares de su huerto, podrá no solo saber la intensidad de la plaga sino que capturará algunos individuos, lo cual ayudará a disminuir la población.
Aspersiones con agua muy fría al atardecer.

.- Plantas que los repelen

Plantas aromáticas como: claveles chinos, caléndulas (Calendula officinalis: (poner foto), un tipo de marigold), ruda o tabaco ornamental.

.- Depredadores naturales ( poner link a insectos que nos ayudan)

Avispa Encarsia formosa.
Chinche Macrolophus caliginosus
Coleóptero depredador Delphastus
Avispa Cales noacki.

Mucho cuidado con este insecto.