domingo, 15 de marzo de 2015

Compañeros de huerta



Se acerca la primavera y donde apenas se ven brotes y fauna en poco tiempo habrá una explosión de flores y vida. En el huerto contamos con unos aliados en la lucha contra insectos dañinos, muchos pasan desapercibidos. Diminutas criaturas nocturnas y diurnas que combaten plagas o polinizan nuestras plantas logrando mejores cosechas. Quiero compartir las imágenes de algunos de los habituales de mi huerta, que les conozcas y como yo les respetes. He observado que hay quienes solo acuden a un determinado tipo de planta como es el caso de estos escarabajos o coleópteros polinizadores atraídos por la manzanilla y que año tras año aparecen, una vez que pasa la floración vuelven a desparecer.

La polinización de las flores es lo que hace posible la producción se semillas y frutos. Necesitamos estos insectos que consiguen que los frutos sean de mayor calidad y aspecto. Hay flores que pueden ser polinizadas por diferentes tipos de insectos y otras que solo lo consiguen con los de un género o especie, ello se debe a que han evolucionado adaptándose morfológicamente tanto la flor al insecto como el insecto a la flor.
Otros ayudantes quizá más fáciles de distinguir sean los lepidópteros o mariposas. La mariposa de la primera foto era minúscula, las flores sobre las que aparece son de tomillo, la siguiente de gran envergadura me permitió ver su oruga en la ruda y cuando pasó la metamorfosis la encontré en la misma planta. La oruga no me causó grandes daños y merece la pena que te visite transformada. Su actividad polinizadora hace que gracias a las semillas las plantas se vayan renovando.

La agricultura ecológica permite que los insectos puedan completar sus ciclos de vida y a su vez nos ayudan con la cosecha y sus enemigos. En el huerto el emplazamiento de algunas plantas aromáticas y medicinales ubicadas de forma permanente y que crea  matorrales de menor o mayor tamaño resulta un buen hábitat, es fácil ver ciertos insectos generación tras generación en el mismo lugar.
He podido observar múltiples tipos de syrphidae, insectos que se asemejan a avispas o abejas, de muchos tamaños, los que frecuentan las flores de la menta o la hierbabuena son diminutos. Algunos construyen una pequeña bolita de barro con un orificio de entrada, los suelo encontrar en el romero. Otros la morada la tienen en la tierra donde escavan un túnel. Los hay que sobrevuelan en solitario y los hay, sobre todo los pequeños, que lo hacen en grupo. Todos los años tenemos localizado algún avispero y salvo que el tamaño sea exagerado lo dejamos porque además de polinizar las avispas comen insectos. Si te pica una avispa, salvo que seas alérgico a su veneno, restregar unas flores de caléndula en la picadura evita la inflamación y calma.
.He observado que los grandes abejorros se introducen en las flores de los granados, donde quizá no sea capaz de llegar un polinizador de menor tamaño. Las abejas además de cumplir su función nos regalan miel, polen, jalea real, cera Trasmiten las propiedades de las plantas donde recogen el polen a sus productos, para muchos medicina. En un hospital de Nantes en Francia utilizan miel de romero para curar las heridas de amputaciones porque cicatriza antes que con los fármacos.
Les necesitamos y nos necesitan, podemos convivir y en estos tiempos en que insectos vitales como las abejas están desapareciendo por culpa de los pesticidas o predadores que son especies no autóctonas invasivas como las avispas asiáticas, tenemos que hacer lo que esté en nuestra mano por conservar la fauna y flora, favorecer su desarrollo y supervivencia, nos jugamos la calidad de nuestro alimento, el futuro de las próximas generaciones, nuestro presente. Tengo la suerte, qué paradojas, de tener un huerto en plena urbe entre varias localidades grandes, sin cultivos transgénicos cerca, sin vecinos colindantes que usen productos químicos. Las multinacionales de transgénicos y químicos van apropiándose de terrenos donde se desarrollen sus cultivos, poniendo en peligro los cultivos ecológicos. Informémonos de lo que supone su actividad en aquellos países donde llevan décadas cultivando, los efectos sobre los humanos: campesinos y consumidores, sobre el medio ambiente, sobre la biodiversidad de las zonas.
En mi huerta estos compañeros de fatigas son bienvenidos. Estoy deseando llegue la primavera y se vuelva a poblar el huerto. No solo los polinizadores son aliados también hay otros grupos de insectos depredadores que también nos benefician mántidos, arañas, crisopas, mariquitas…
Convivamos.
Esther Quiñones

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada